jueves, 30 de julio de 2009

Michael Schumacher en el gran premio F1 de Valencia

Michael SchumacherEl último gran premio de Hungría estuvo plagado de noticias para cubrir nuestro amplio abánico, desde las más desagradables, hasta las más imaginativas. Y es que después de la hospitalización de Felipe Massa parecía claro que este no sería un gran premio muy normal.

En primer lugar está el tema de Massa que parece que tendrá que abandonar los circuitos durante una larga temporada, lo que inicialmente habría las puerta para el corredor de pruebas, que precisamente es Marc Gené.

De hecho en alguna ocasión llegó a saltar la liebre con que aprovechando la expulsión de Alonso no estaría nada mal verle al volante de un Ferrari, cosa que se me atonja más que improbable debido a los contratos de publicidad, y a que de momento tiene contrato con Renault.

Así que la solución final parece ser que pasa por recuperar a Michael Schumacher, que a buen seguro estará como loco por volverse a poner a los mandos de un monoplaza F1. Y no me extrañaría que encima acabase haciendo podium, lo cual sería de cachondeo.

Y el chasco de la semana es precisamente la expulsión de Alonso, ya que además de acabar con una rueda de menos dando vueltas por el circuito por una mala maniobra en los boxes, ahora la FIA le penaliza y le impedirá competir en nuestro querido gran premio de Valencia.

Sin embargo, tengo toda la impresión de que las aguas volverán al río, y es que en este mundo que se mueve a golpe de talonario sería muy extraño que el máximo atractivo de este GP se quedase en la cuneta.

Tiempo al tiempo y veréis como en Valencia podemos ver a Alonso, y tal vez con un poco de suerte delante de la bandera española y escuchando de fondo a través de los altavoces el himno español.

Y sino simplemente nos conformaremos con volver a ver a Jaime Alguersuari, esta vez, tal vez, superando el último puesto.
Publicar un comentario